La sociedad venezolana: comportamiento ciudadano-Gobierno”

En América Latina, y Venezuela en eso no es una excepción, los productos del subsuelo pertenecen por ley a la nación y no a los particulares que poseen las tierras donde se encuentran los yacimientos, según la legislación vigente heredada desde la época de la colonia. Esta circunstancia creó, a poco de iniciada la explotación de los recursos petroleros, una peculiar asimetría entre el estado y la sociedad civil que tendría consecuencias, verdaderamente, de muy largo alcance.

Carlos Sabino

Pero cuales serian esas consecuencias de largo alcance?

hablemos un poquito de Historia economica de Venezuela, en aquel tiempo decada de 1980, era un país rural y pobre, de los menos desarrollados de Latinoamérica. [V. Baptista, Asdrúbal, “Más allá de Pesimismo y del Optimismo: Las Transformaciones Fundamentales del País”, en Naím, Moisés y Ramón Piñango, El Caso Venezuela, una Ilusión de Armonía, Ed. IESA, Caracas, 1984, pp. 20 a 40, y Ball M., Carlos, “Venezuela: el triste caso de un gobierno rico y un país paupérrimo”, en Levine, Barry B. (comp), El Desafío Neoliberal, El Fin del Tercermundismo en América Latina, Ed. Norma, Bogotá, 1992, pág. 285.] Sus agentes económicos no poseían ni la tecnología ni el capital capaces de generar una producción de envergadura y, por lo tanto, de pagar elevados impuestos. Pero el estado sí podía recibir ingresos cada vez mayores bajo la forma de regalías y derechos de concesión por la explotación petrolera, que crecía a un ritmo muy veloz debido a la incesante expansión de la demanda mundial. Por eso el estado, a efectos prácticos, quedó liberado de la necesidad de recurrir a la presión impositiva sobre los particulares para obtener sus ingresos, ya que los conseguía en abundancia de las concesionarias petroleras que trabajaban en el país. Los gobiernos pudieron así independizarse en gran medida de la marcha de la economía interior y esta relativa independencia los hizo entonces menos responsables ante sus ciudadanos, situándose en un papel más similar al de un rentista que recibe ingresos derivados de un recurso que controla que al de una institución política que debe negociar y recaudar, año a año, lo que recibirá de los contribuyentes. [Cf. Kornblith, Miriam, “Crisis y transformación del sistema político venezolano”, en Hofmeister, Wilhelm, y Josef Thesing, Transformación de los Sistemas Políticos en América Latina, Ed. Konrad Adenauer Stiftung-CIEDLA, Buenos Aires, 1995, págs. 352 y 353.]

El estado, en tales circunstancias, comenzó a crecer, asumiendo un papel cada vez más importante en la economía y en la vida social. Controlarlo significaba poseer la llave para realizar las políticas que se quisiesen, sin enojosas limitaciones, y para intervenir casi como “desde afuera” sobre las actividades del país. Los recursos eran cuantiosos y muchas, sin duda, las necesidades de la población: por eso, superando vicisitudes políticas y luchas ideológicas que no es del caso relatar aquí, en Venezuela se desenvolvió un rápido proceso de modernización que se inició en 1936 –cuando acabó la dictadura de Juan V. Gómez– y continuó ininterrumpidamente hasta bien entrados los años setenta. En pocas décadas el país se urbanizó intensamente, se edificó un sistema de educación pública casi desde la nada, se desarrollaron efectivas acciones de saneamiento ambiental, se creó una infraestructura de comunicaciones, transporte y servicios públicos que, a pesar de sus limitaciones, resultaba impresionante si tomamos en cuenta los puntos de partida y la velocidad con la que, históricamente hablando, se produjeron estos cambios. [V. Baptista, Op. Cit.]

Decadencia y crisis

No fue por falta de recursos sino, paradójicamente, en el preciso momento en que éstos aumentaron, cuando comenzó a notarse que algo no funcionaba del todo bien en Venezuela. El embargo petrolero árabe que siguió a la guerra árabe-israelí de 1973 elevó los precios de los hidrocarburos de una manera brusca y casi increíble: el barril de crudo, que se cotizara durante muchos años a un valor que oscilaba alrededor de los dos dólares pasó en pocos meses a costar 11 dólares. Los ingresos públicos venezolanos se cuadruplicaron, por ese motivo, en 1974, y el estado se vio de pronto con una descomunal masa de recursos a los que en principio no se sabía bien qué destino dar. Carlos Andrés Pérez, elegido presidente en diciembre de 1973, comenzó así su gobierno en circunstancias que poco suelen darse en los anales de la historia: con un considerable exceso de recursos que, de un modo u otro, tendría que utilizar.

El gobernante, perteneciente al más tradicional partido del país, Acción Democrática –de orientación socialdemócrata–, reaccionó naturalmente según su tradición ideológica y los postulados que éste defendía desde su fundación: los nuevos recursos serían empleados para alentar desde el estado el desarrollo nacional y para elevar el nivel de vida de los habitantes. En el primer sentido se emprendieron gigantescos proyectos industriales que, se suponía, sentarían las bases para una economía independiente del extranjero y de la propia exportación petrolera, haciéndose inversiones enormes en el sector ya nacionalizado de la economía. [Cf. Ball, Op. Cit., p. 288.] Se expandió la capacidad de generación de energía eléctrica y la producción de aluminio, se nacionalizó la minería del hierro y se amplió la producción estatal de acero y, como punto principal, se estatizó por completo todo lo relativo a la exploración, extracción, producción, refinación y distribución del petróleo y de sus derivados. “La estatización del petróleo significó un cambio radical: por primera vez desde la muerte del general Gómez [diciembre de 1935], el poder político y económico residía nuevamente en las mismas manos: en las del jefe de Estado”. [Id., pág. 295–6.]

El papel del estado en la economía venezolana creció así rápidamente, de tal modo que al final de este gobierno existían ya nada menos que 137 empresas del estado, 71 mixtas o de participación estatal y 48 Institutos Autónomos. [V. Sabino, Carlos, Empleo y Gasto Público en Venezuela, Ed. Panapo, Caracas, 1988, pág. 96.] El sector público se había hecho cargo de lo que se consideraban industrias “estratégicas” –petróleo, hierro, aluminio, hierro, electricidad– pero también de otras ramas menos convencionales, como la producción de azúcar, la gerencia de hoteles o el acopio de productos agrícolas. [Cf. Kornblith, Op. Cit., pág. 355.]

En materia social, y como modo de hacer llegar la riqueza petrolera a todos los habitantes, los sueldos y salarios fueron aumentados por decreto y Pérez decidió combatir la inflación, que se había presentado en el país por primera vez en muchos años y alcanzaba ahora cifras cercanas al 10% anual, [V. Toro Hardy, José, Fundamentos de Teoría Económica. Un Análisis de la Política Económica Venezolana, Ed. Panapo, Caracas, 1993, pág. 608.] mediante el recurso clásico del intervencionismo: el control de precios. El desempleo, muy bajo en todo caso, fue enfrentado mediante otras típicas medidas estatistas, como la creación de cargos por decreto en la industria privada y la ampliación del empleo público. [Créase o no, el gobierno decretó que por cada ascensor que hubiese en edificios públicos y comerciales debía contratarse un trabajador dedicado exclusivamente a operarlo, a pesar de la evidente automatización de ese servicio. V., para datos sobre empleo público, Sabino, Empleo y Gasto Público…, Op. Cit., pág. 169 y ss.]

Los resultados de estas políticas fueron en algunos casos muy pobres y en otros directamente contraproducentes. El comportamiento global de la economía no fue bueno, pues el PTB [En Venezuela, por la fuerte dependencia de la actividad petrolera, las estadísticas del Banco Central suelen referirse usualmente al PTB (producto territorial bruto) más que al PIB (producto interno bruto).] no experimentó ninguna mejoría sustancial después del alza petrolera y, en los años siguientes, manifestó un movimiento errático que finalmente se hizo francamente descendente: aún a precios corrientes el PTB per cápita subió sólo un 2,2% entre 1974 y 1983, un aumento que se convierte en una clara pérdida si consideramos que en ese período la inflación acumulada fue de un 155%. [V. Toro H., Op. Cit., pp. 610 y 628.] El empobrecimiento de Venezuela había comenzado.

Por otra parte el crecimiento de los sistemas de salud y educación, orgullos del régimen democrático, se estancó por completo, empezando a mostrar fallas indicativas de una ineficiencia creciente. La industria, protegida con una red de aranceles y medidas para-arancelarias cada vez más extensa, perdió dinamismo, en un cuadro en que la inversión privada dejaba de crecer y comenzaba a estancarse, suplantándose por la inversión pública. [V. Sabino, Empleo y Gasto Público …, Op. Cit., pág. 109.] Pero ésta, concentrada en sus proyectos “estratégicos” de desarrollo, abandonó en gran parte las acciones de rutina en cuanto a creación de infraestructura y mantenimiento, provocando que el país entrase en un largo período de estancamiento en cuanto a transporte, comunicaciones y otras obras básicas.

El gobierno de Pérez, beneficiado por unos ingresos externos descomunales para entonces, llegó así a su final cosechando pocos éxitos. Con una economía que en realidad no crecía, con un endeudamiento externo que por primera vez aumentaba en forma desproporcionada –alimentado, precisamente, por los ambiciosos proyectos desarrollistas que acabamos de mencionar– con una inflación desconocida hasta entonces y que la pérdida de independencia del Banco Central de Venezuela impedía controlar, el halagüeño panorama de 1974 se había convertido en un paisaje bastante sombrío y preocupante. No extrañará entonces que, en las elecciones de fines de 1979, triunfase el candidato de la oposición, el dirigente del partido social cristiano COPEI Luis Herrera Campíns

Viernes negro ☻ si se jugara cartas con la economia venezolana como que resultados se tendria?♥♦♣♠

El viernes 17 de febrero de 1983, bautizado enseguida como el viernes negro, tuvieron que cerrarse los mercados bancarios para evitar una corrida contra el bolívar que ya el BCV no estaba en condiciones de resistir. Su presidente, en las febriles reuniones que se sucedieron, sostuvo con energía la necesidad –bastante obvia, en verdad– de devaluar la moneda. Pero 1983 era un año electoral y el gobierno, bajo fuerte presión de COPEI y de su candidato, Rafael Caldera, [Ball, Op. Cit., pág. 298. ] trató de evitar a toda costa el repunte brusco de los precios que hubiese significado una depreciación del bolivar. Por ello se decidió por la peor alternativa, un sistema de cambios diferenciales que protegería el costo de las importaciones “esenciales” y que pondría un precio mayor para el dólar de otras transacciones. Se había creado RECADI, Régimen de Cambios Diferenciales, con la oficina correspondiente para administrar la compleja normativa que se iría generando a su alrededor.

De nada sirvió este artificio económico al partido de gobierno. Algunos meses después el candidato de AD, Jaime Lusinchi, derrotaría en forma aplastante al abanderado de COPEI, el líder histórico de esa agrupación Rafael Caldera. Pero el impacto de RECADI, si bien poco apreciable en lo político, resultó sencillamente devastador sobre la economía y hasta la moral pública de Venezuela. La existencia de varios precios para un mismo producto –la moneda extranjera en este caso– definidos sobre la base de decisiones ejecutivas, distorsionó por completo la asignación general de recursos e introdujo un elemento de completa arbitrariedad política sobre la actividad económica. Miles de productos, cuyos precios debieron ser fijados por la autoridad política, pasaron a quedar fuertemente subsidiados a través del diferencial cambiaros, en tanto que otros permanecían sin subsidios. La presión por entrar en la lista de los renglones que recibían dólares artificialmente baratos creció ante cada revisión del decreto cambiario y una pugna por conseguir estas divisas preferenciales se extendió por todo el aparato económico. [Cf. Ball, Op. Cit., pp. 297 a 300 passim.]

Pero lo peor de RECADI tuvo relación directa con el estímulo a la corrupción que el control de cambios produjo. Con el inmenso poder de otorgar o denegar divisas a quienes las solicitaran, los funcionarios tuvieron en sus manos una herramienta para enriquecerse de un día para otro y para atemorizar, a veces siguiendo directivas políticas, a quienes resolvían perjudicar o pretendían controlar. El papel, por ejemplo, indispensable para la prensa, fue retaceado o entregado libremente a quienes lo solicitaban según la voluntad discrecional de los círculos gobernantes. Estas prácticas tan nefastas para la vida de un país se hicieron más intensas cuando, debido en parte al descenso de los precios petroleros de 1986, se amplió la diferencia entre el dólar de RECADI y el dólar libre.

La imposibilidad de mantener el precio de la moneda –que obligó a varias devaluaciones–, el elevado gasto fiscal, la incapacidad del gobierno para obtener un buen refinanciamiento de su deuda y las presiones sociales que nunca amainaron durante el período, hicieron que la administración de Jaime Lusinchi perdiera además el control sobre la inflación. Esta creció y se mantuvo en niveles nunca vistos hasta entonces, haciendo retroceder los salarios reales de un modo impresionante (pues no existían mecanismos de compensación previamente acordados) y provocando, con ello, un aumento significativo de las personas que que encontraban debajo de la denominada “línea de la pobreza”. A estos negativos resultados contribuyó, sin duda, un factor esencial: la política de controles sobre la economía y las distorsiones impuestas a su actividad desde el estado hicieron que el producto del país se redujera de un modo bastante apreciable, lo que además aumentó marcadamente la tasa de desempleo.

grafico

cuadro

A pesar de esta delicada situación el gobierno de Lusinchi no enfrentó mayor oposición durante su mandato. Hubo, en verdad, cierta lucha sindical para mantener los salarios al ritmo de la inflación, pero en ningún caso puede hablarse de un malestar social generalizado o de que el sistema político se acercara a la inestabilidad.

Comportamiento ciudadano

Los analistas suelen atribuir esta respuesta paradójica de la opinión pública a la efectiva labor publicitaria del gobierno, al control político que éste logró ejercer sobre los principales factores de opinión y al hecho de que RECADI mantuvo al menos una cierta apariencia de estabilidad sobre los precios. A estas razones debiera agregarse la relativa recuperación que tuvo el país, como se aprecia en el cuadro 1, a partir de 1987. Pero, a nuestro juicio, es preciso admitir que existen otros motivos, más profundos, para este comportamiento poco crítico de la ciudadanía.

-El primero de ellos puede relacionarse con el sistema clientelista vigente en el país que, potenciado como nunca por el control de cambios, colocó a cada sector de la sociedad como competidor de los restantes en la búsqueda incesante de los favores del estado.

-El segundo es que los venezolanos, aún después del viernes negro, no comprendieron la magnitud de la crisis que había golpeado al país y por ello aceptaron, sin cuestionar demasiado, el mal comportamiento de la economía, confiando más en una nueva subida de los precios petroleros que en la necesidad de adoptar cambios internos que modificaran la gestión económica. Hay que apuntar, en este sentido, que muy poca oposición teórica hubo al intervencionismo a ultranza desarrollado por Lusinchi, pues ni la intelectualidad ni las mayores corrientes de opinión cuestionaron, durante los ochenta, el modelo de nacionalismo económico que tanto parecía haber favorecido a Venezuela aunque en realidad la hubiese llevado a la crisis.

la historia esta escrita y no hay vuelta atras dos tipos de gobierno no encamino al pais al desarrollo economico para salir del subdesarrollo intentos e intentos para salir de la crisis economica del pais pero sin respuesta.

El ciudadano como responde ante la su comportamiento ante los gobiernos y quisiera recordar estas lineas mas arriba

El segundo es que los venezolanos, aún después del viernes negro, no comprendieron la magnitud de la crisis que había golpeado al país y por ello aceptaron, sin cuestionar demasiado, el mal comportamiento de la economía, confiando más en una nueva subida de los precios petroleros que en la necesidad de adoptar cambios internos que modificaran la gestión económica.

estamos hablando de la decada de 1980 hoy estamos en el 2015 pero muy brevemente 2010 este trabajo de desarrollo social y economico de venezuela en http://desarrollosocialyeconomicodevenezuela.blogspot.com/ destaca un punto crucial para entender como cambiar la gestion economica de venezuela y esta relacionada con la Distribucion del ingreso

 La distribución del ingreso en Venezuela ha sido históricamente desigual; similar a lo ocurrido con buena parte de los países de América Latina. Esta región tiene la mayor
desigualdad de ingresos del mundo, donde el 10% mas rico de la población recibe en promedio el 36% del ingreso total y el 40% mas pobre recibe apenas en promedio el 14% del ingreso total.

   Comparativamente Venezuela no esta entre los países latinoamericanos que exhiben peores índices de desigualdad de ingresos (Brasil, Haití, Guatemala, Paraguay, entre otros) pero se encuentra bastante alejada de la distribución de ingresos que exhiben la mayoría de los países europeos.

   Tanto en Latinoamérica como en Venezuela, unos pocos concentran un porcentaje muy elevado del PIB, mientras que la mayoría de la población debe “subsistir” con niveles de ingresos sumamente bajos. Esta mala distribución del ingreso esta estrechamente relacionada con los dramáticos cambios económicos experimentados por la región en los últimos años. Los modelos económicos implantados en nuestros países, lejos de mejorar la situación y bienestar de la mayoría, privilegiaron los sectores más pudientes de nuestras sociedades. Recordemos que estos países fueron los laboratorios experimentales de toda clase de políticas públicas, las cuales de la teoría, pasaban a la práctica en los países latinoamericanos, sin importar que siempre trajeran represiones financieras, altas tasas de inflación y fuertes devaluaciones.

   Esta distribución de ingresos tan diversa (según cifras del Banco Mundial, un 60% de los países sudamericanos se encuentran en la “prestigiosa” lista del 20% de países con una distribución más desigual), explica perfectamente los elevados y peligrosos niveles de pobreza que padecemos en     Latinoamérica. Muchos teóricos concuerdan en el hecho que no es del todo correcto definir pobreza a partir de la distribución de ingresos, pero es evidente que una mejoría en este indicador, conlleva a una reducción de la cantidad de personas pobres.

     La mala distribución del ingreso, que además de sus perversos efectos, no es funcional para el desarrollo de los países, debido a sus incidencias en le consumo, ahorro e inversión, debe ser enfrentada por los gobiernos empleando diversos mecanismo, los cuales ataquen el problema de raíz, para con esto mejorarle la cantidad y calidad de ingresos a los más necesitados. Estos mecanismos deben contemplar un incremento en los niveles de escolaridad de la población, para con esto mejorarle las posibilidades de encontrar un buen empleo, políticas de crédito para la pequeña y mediana empresa e industria, incentivos para atraer inversión nacional y extranjera, algo fundamental es revertir las actuales condiciones del mercado laboral donde el desempleo y la economía informal marcan la pauta; pero todo esto no será posible si al mismo tiempo no se defiende, en términos reales con baja inflación y sin devaluaciones traumáticas, el ingreso de cada persona. Un arduo trabajo de largo plazo para generar un elevado bienestar general.

recapitulando la historia de los gobiernos de 1980 y una breve explicacion de la distribucion de los ingresos como afecta a la sociedad como tal como reacciona el  ciudadano en lo referente al comportamiento a seguir  y para ello usare dos ilustraciones del programa de radio rochela  para la época de 1980 el  programa coloco esta sección muchos nos reímos con ella pero nos estábamos riendo de algo inverosímil o irreal acaso esta no era la realidad pero nos reíamos de ello y es algo que llama la atencion como venezolano nos reimos de nuestras desgracias pero hoy quisiera marcar punto y coma a ese hecho y mostras una enseñanza real

el segundo es mucho mas cercano para los finales del programa decada de 1990 yo recuerdo esa propaganda si señor bueno se tomo al estilo de la radio rochela  y se comparo con el gobierno

Conclusión

cual es el punto la sociedad venezolana esta sumida en lo que refleja los medios de comunicación en este caso la televisión el poder visual de la televisión es sublime y sobre todo de efectos severos en la conducta comportamiento y acciones de los individuos y es de seria responsabilidad ética enseñar a la población concientizar pero nada de esto se vio aqui  ya el programa no esta las generaciones tienen en sus entrañas los efectos de esa falta de conciencia y las nuevas generaciones tienen el mismo estilo pues se ha pasado la misma enseñanza generación tras generación claro un programa de comedia que se colocaba en un horario especifico es verdad los comediantes esa es su manera de ganar la vida ese era su trabajo pero lo que se plasmo lo que queda como historia real y verdadera  es que en ambos vídeos no se estimulo  para ejercer cambio o dar aportes de solución ambos son burlas a la autoridad ambos muestran una realidad que hoy vivmos en las colas por que no se tiene un nivel de educación televisiva seria para hacer que el venezolano crezca su potencial y así eleve su calidad de vida mas bien nuestro diario vivir es   “la vida en una Cola” titulo del libro  que estoy escribiendo *; se recuerdan el final del articulo anterior la referencia bíblica que cite pues bien como ciudadanos no debemos ir en contra del arreglo de nuestro creador todos tenemos libre desicion y libre pensamientos es verdad pero no por ello somos libres para hacer lo que queramos por que allí esta la raíz del problema si usted viene de las décadas de los 80 con el primer titulo de la radio rochela pa que ñema y continuo con el video de ford como seguirán las próximas generaciones la moral la ética la civica como ciudadanos tenemos las herramientas de realizar cambios profundos pero empezando en el hogar las sociedades se componen de familias solidas moralmente para así hacer crecer los indices y los valores  en el hogar como padres debemos tallar por así decirlo las palabras de la carta es licito toda la programación de la televisión como están nuestras casas hoy por hoy cual es el tema economia y política cuantas familias están como perros y gatos tirando y recogiendo piedras en las casas  actualmente tenemos mucha informacion sobre nuestro pasado pero tomamos lo positivo lo que necesitamos  somos edificantes ante las dificultades para los nuestros para el vecino o le pisamos la manguera por así decirlo que es el común denominador ya en este momento  criticas burlas o hablar despectivamente con esto solucionaremos las cosas pero usted dirá pero la corrupción  es valido  nos esta matando es verdad los gobiernos son corruptos pero no nos compete a nosotros como ciudadanos echarle lena al fuego cada dia tiene sus problemas le corresponde a los que dedican buscar perseguir los hechos corruptos hacer valer la ley ese es el rol en cualesquiera el caso como ciudadanos tenemos un rol que para nada se esta cumpliendo  al salir de la casa la calle marca las directrices y de eso no tocare tema pues cada dia la vivencia es diferente pero en la casa el tiempo es de familia o de agresividad por nuestra realidad aplastante de la la vida en una cola   contiendas impaciencia y sobre todo desanimo. es cierto pero no por eso voy con mi lengua a destruir hablar mal por que eso es hablar mal de uno como persona pues se esta violando la regla de oro que enseño el Hijo de Jehova en la Tierra no somos quien para juzgar a los demás es por ello que mi próximo articulo es La sociedad venezolana  Corrupción -Gobierno por que si debemos ser sumisos a las autoridades en su posiciones relativas acaso el no esta observando todo principalmente nuestro comportamiento por que cree usted que eso es lo mas importante para cada uno de nosotros como actuaremos y por que es de suma importancia para Jehova simple portarse bien es lo que Jehova Quiere pero de eso tratare en mi proxima entrada

articulos recomendado

http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ve/Sabino-venezuela.htm

http://publicaciones.urbe.edu/index.php/telos/article/viewFile/1532/2866

http://www.produccioncientifica.luz.edu.ve/index.php/espacio/article/…/2221

aclaratoria. final los comentarios de esta entrada no buscan atacar el esparcimiento ni sobre todo atacar a x o y puntos de vista existen muchos tipos de conciencia algunas mas fuertes que otras eternas disculpas si no es de agrado mis comentarios pero proteger los centros de los motivos el corazon figurativo es la meta de las entradas de Ekonomia pues la toma de desiciones deben ser basadas en principios no a la ligera lea Jeremias 17:9,10,11 la crisis economica de venezuela es por falta de Educacion etica moral y Justicia derrumbar cosas fuertemente atrincheradas que flagelan y han flagelado nuestra conciencia por los fallos de nuestro centro de los motivos nuestro corazon figurado es lo que nos tiene donde estamos hoy por hoy y esa es una verdad que no se puede tapar
“mas vale hacer llorar con la verdad que hacer reir con una mentira”
una frase de uno de los integrantes del martes popular
de mi grupo de la universidad

 

Ekonomia publicado por C. antonio P. Guerra

Anuncios

Acerca de ciriuswritter

multipolifacetico dedicado a todo lo que despierta interes en mis oidos son la clave de mi personalidad ya que estan dispuestos a escuchar casado con una eterna compañera que me ama la cual me ha dado mis dos gemas (mis hijas) soy profesional dedicado a un empleo que me digna y el cual es muy alejado de mis estudios Bachiller Mercantil mencion Contabilidad amante lector especialmente de la espada de oro, y de las publicaciones del esclavo fiel y discreto camino actuó y busco reflejar la verdadera personalidad que refleja el verdadero hijo prodigo que el padre de las Luces celestes Vio en mi es mi meta y mi planificación de vida
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s